Forzar una actualización de directiva de grupo remota (GPUpdate)

La directiva de grupo es una infraestructura complicada que permite aplicar configuraciones de directiva para configurar de manera remota un equipo y la experiencia de usuario dentro de un dominio. Si la configuración Conjunto resultante de directivas no satisface sus expectativas, se recomienda comprobar primero que el equipo y el usuario hayan recibido el conjunto de configuraciones de directivas más reciente destinado a un equipo y un usuario determinados. En las versiones anteriores de Windows, esto se lograba haciendo que el usuario ejecutara GPUpdate.exe en el equipo.

A partir de Windows Server® 2012 y Windows® 8, puede actualizar la configuración de directiva de grupo de manera remota en todos los equipos de una unidad organizativa desde la ubicación central, a través de la Consola de administración de directivas de grupo (GPMC). También puede usar el cmdlet Invoke-GPUpdate para actualizar la directiva de grupo para un conjunto de equipos, sin limitarse a la estructura de la unidad organizativa, por ejemplo si los equipos están ubicados en el contenedor de equipos predeterminado.
La actualización de la directiva de grupo actualiza toda la configuración de directiva de grupo, incluida la configuración de seguridad establecida en un grupo de equipos remotos, usando la funcionalidad que se ha agregado al menú contextual de una unidad organizativa en la Consola de administración de directivas de grupo (GPMC). Cuando selecciona una unidad organizativa para actualizar de manera remota la configuración de directiva de grupo en todos los equipos de esa unidad organizativa, se llevan a cabo las siguientes operaciones:

Una consulta de Active Directory devuelve una lista de todos los equipos que pertenecen a esa unidad organizativa.

En cada equipo que pertenece a la unidad organizativa seleccionada, una llamada a WMI recupera la lista de usuarios registrados.

Se crea una tarea programada remota para ejecutar Gpupdate.exe /force para cada usuario registrado y una vez para la actualización de la directiva de grupo del equipo. La tarea programada se programa para ejecutar con un retraso aleatorio de hasta 10 minutos para reducir la carga en el tráfico de red. Este retraso aleatorio no se puede configurar cuando se usa la GPMC, pero puede configurarlo para la tarea programada o establecer la tarea programada para que se ejecute inmediatamente cuando usa el cmdlet Invoke-GPUpdate.

En este documento se describe un método para forzar una actualización de directiva de grupo remota en todos los equipos de una unidad organizativa y en todas las unidades organizativas incluidas dentro de la unidad organizativa seleccionada con la GPMC. Después del procedimiento de la GPMC, se presentará un método de Windows PowerShell equivalente.

Fuentehttp://technet.microsoft.com/es-es/library/jj134201.aspx

 

Etiquetado con:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.